Andén 27

Blog de viajes y fotografía

jueves, 16 de octubre de 2014

LA HUELLA DEL DIABLO EN LA CATEDRAL DE MUNICH


La huella del diablo en la catedral de Munich

LA CATEDRAL DE MUNICH

Yo soy mucho de visitar catedrales e iglesias, si hay una en la ciudad que visito, voy a verla, pero hoy no os voy a aburrir hablando de estilos arquitectónicos, ni retablos ni cúpulas, hoy os voy a contar una historia que me pareció muy curiosa cuando la conocí.

Cuenta la leyenda, que cuando al arquitecto Jörg Von Halsbach, le encargaron la construcción de la catedral de Munich, éste hizo un pacto con el diablo.
Le propuso, que si no interfería en la construcción de la catedral, él construiría una catedral sin ventanas, y si no lo conseguía el diablo se quedaría con su alma.
El diablo aceptó la apuesta y no obstaculizó la construcción, que duró solo 20 años, muy poco tiempo para la época (de 1468 a 1488).
Cuando la catedral de Munich estuvo terminada, el diablo se asomó a la entrada y comprobó, que desde allí, no se veía ninguna ventana (el ventanal del fondo estaba tapado por un gran retablo) y encolerizado porque no había conseguido el alma del arquitecto, dejó la marca de su huella, la huella del diablo en la catedral de Munich.
Vista del interior de la catedral de Munich desde la huella del diabloVista desde la huella del diablo en la catedral de Munich 
Como el diablo no pudo entrar al interior de la catedral por ser suelo sagrado, no pudo comprobar que se trataba de un truco del arquitecto, que aprovechó que desde ese punto las columnas tapaban todas las ventanas.
Vista nocturna de la catedral de Munich y el ayuntamiento
El arquitecto fue más listo que el diablo y le ganó la puesta, pero ese mismo año murió .....

¿Realidad o leyenda?
¿Casualidad o venganza?

Si te ha gustado esta entrada, compártela con tus amigos. ¡Gracias!

12 comentarios:

  1. Qué historia más interesante aunque no me imagino yo al demonio con zapatos.. (por la huella, digo)
    Yo no entiendo de arquitectura de catedrales e iglesias (lo más básico) pero siempre me gusta visitarlas porque son verdaderas obras de arte dignas de fotografiar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje lo del zapato no lo había pensado.
      Estoy contigo con lo de las catedrales.. a mí me encantan :)

      Eliminar
  2. Fíjate que he estado un par de veces en Munich y por supuesto he visitado la catedral y no me fijé en la huella ni conocía la leyenda, ¡qué curiosa! Eso sí, pobre arquitecto... A mí me pasa igual con iglesias, catedrales, en fin me encanta visitar todo tipo de monumentos. En Munich también visité una iglesia muy curiosa, no recuerdo el nombre pero sí que estaba en la calle principal (la que va a Marientzplaz) y que tenía una cripta llena de sarcófagos de tumbas de reyes y reinas de Baviera, parecía el sótano del castillo del Conde Drácula je je je un abrazo de la cosmopolilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo esa de los sarcófagos no la visité!!! Con lo que me gustan a mí las criptas...

      Eliminar
    2. Es la Iglesia de St.Michael.
      En esa cripta se encuentra, entre otros, el sarcófago del Rey Luis II de Baviera, el del castillo de Neuschwanstein.

      Eliminar
  3. Y pensar que estuve en esa catedral, de haber sabido la historia antes me hubiera puesto a buscar la huella... (que dicho sea de paso no la vi en mi visita)...

    Muy interesante historia, nunca se sabrá que ocasiono la muerte del arquitecto :-o si el diablo u otra cosa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La próxima visita a Munich no te la puedes perder ;)

      Eliminar
  4. Vaya historias que aprende uno. Cuando vaya a Munich, que lo tengo pendiente buscaré la huella y me marcaré un tanto con este relato.

    Muchas gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La huella se ve muy fácil, está nada más entrar. Si te fijas un poco la ves enseguida :)

      Eliminar
  5. Interesante la historia, hay muchas historias en el imaginario popular de gente que engaña al diablo y se sale con la suya!, no conocía está, pero la disposición de la arquitectura da para pensar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me quedé muy asombrada desde ese punto de vista porque es verdad que no se ve ni una ventana!!!

      Eliminar

Gracias por comentar en Anden 27.