Andén 27

Blog de viajes y fotografía

lunes, 29 de mayo de 2017

UN DIA EN SANTANDER VISITANDO EL PALACIO DE LA MAGDALENA


Desde que tengo uso de razón, ir a Santander a pasar el día era una de esas excursiones que siempre eran un buen plan. Qué digo un buen plan, eran y siguen siendo un planazo.  Una de mis visitas preferidas es pasear por la Península de la Magdalena, y como no, acercarme hasta el Palacio de la Magdalena. La Semana Santa pasada, aprovechando que un día hizo muy bueno, pasamos un día en Santander visitando el Palacio de la Magdalena.
Un dia en Santander visitando el palacio de la Magdalena
Palacio de la Magdalena

HISTORIA DEL PALACIO DE LA MAGDALENA


Corría el año 1912 cuando la ciudad de Santander le regaló a los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia el Palacio de la Magdalena junto con el resto de la península, que formaban el jardín del palacio, para que la familia real pasara aquí los veranos. Y así fue, hasta que en 1931 se proclamó la II República y la familia real partió al exilio.
A partir de este momento, el palacio tuvo varios usos, entre ellos, se convirtió en la sede de la Universidad Internacional de Verano.
Salon del Palacio Magdalena. Santander
Uno de los salones del Palacio de la Magdalena
En 1977, Juan de Borbón, hijo de Alfonso XIII y abuelo de Felipe VI, vendió el edificio a la ciudad de Santander, la cual recuperó tanto el edificio como el resto de la Península de la Magdalena para uso y disfrute de todos los ciudadanos.
Después de tanto ajetreo histórico, el edificio se encontraba bastante deteriorado y entre 1993 y 1995 fue rehabilitado. Actualmente, además de ser un palacio museo, se organizan eventos de todo tipo, e incluso bodas.

EL EDIFICIO DEL PALACIO DE LA MAGDALENA


El Palacio de la Magdalena es un edificio que siempre me ha llamado mucho la atención. Además de encontrarse en un entorno privilegiado, rodeado de mar y en lo más alto de la Península de la Magdalena, las formas exteriores del edificio son muy curiosas. Siendo puristas, los entendidos dicen que el estilo del edificio es ecléctico, que combina estilos ingleses, franceses y la arquitectura montañesa cántabra.
Edificio del Palacio de la Magdalena. Santander
Edificio del Palacio de la Magdalena.
A mí, siempre me ha parecido que está como sacado de un cuento. Con ese tejado de pizarra, los ventanucos abuhardillados y la fachada de piedra blanca, las cornisas triangulares de los tejadillos, que me recuerdan al tirol, con su frontal de color rojo que le da una alegría al edificio y sus dos torres octogonales, con las banderas, que a mí me parece que le dan un toque medieval. No me extraña que la familia real viniera a Santander, a pasar cada verano. Junto al mar y teniendo el Palacio de la Magdalena como casita de veraneo.

VISITANDO EL PALACIO DE LA MAGDALENA


Pasear por la Península es gratis, pero si quieres visitar el Palacio de la Magdalena por dentro hay que pagar una entrada. La visita es guiada y dura unos 45 minutos y se recorre las estancias más importantes del Palacio. Si estáis interesados en visitar el Palacio, os recomiendo que consultéis los horarios en la página del Palacio de la Magdalena, porque no todos los días se puede entrar a verlo.
El Palacio tiene 4 pisos, pero lo más interesante se encuentra entre la Primera y la Segunda Planta. Además, hay una especie de Semisótano, donde antiguamente estaba la cocina, la carbonera y las habitaciones de los criados y el desván, donde ahora se encuentran las oficinas.
Entrada portico carruajes Palacio Magdalena. Santander
Entrada por fachada Norte. Antiguo pórtico de carruajes.
La entrada al edificio se hace por la fachada norte, por lo que era el antiguo pórtico de carruajes. Aquí se compra la entrada y comienza la visita guiada. No os voy a enseñar todas las habitaciones que se ven, porque si no se le quita un poco la gracia, pero sí os voy a contar lo que más me llamó la atención y algún dato curioso que tiene el Palacio de la Magdalena. Nada más entrar, nos encontramos en la sala conocida popularmente como la sala de los fantasmas, debido a una fotografía.  Se trata de una fotografía tomada en 1913 a Alfono XIII en una visita oficial en París, en las escaleras de un edificio con personalidades de la época y entre tanta gente importante parece que se han colado dos espíritus.....
Fotografia fantasmas. Un dia en Santander visitando el Palacio de la magdalena
Fotografía de los "fantasmas"
Siguiente sala, el comedor de gala, el que fue el comedor principal que usaba Alfonso XIII y su familia. Una enorme mesa en un imponente salón en el que pueden comer hasta 120 personas. Con unas vistas al mar por cualquiera de sus ventanales. Justo a su lado, el salón de baile, con un bonito y original suelo de madera de formas geométricas y presidido por un busto de la reina Victoria Eugenia.
Interior Palacio Magdalena. Santander
Comedor de gala, salón de baile y busto de Victoria Eugenia
Luego hay una serie de habitaciones de salas de audiencias, decoradas con mapas y maquetas de barco, para llegar a la habitación más coqueta de todo el Palacio de la Magdalena, el salón de la familia, donde se hacía la vida del día a día y la zona más íntima de toda la casa. Solo se puede ver desde la puerta ya que hay un cuadro de la Reina Victoria Eugenia pintado por Sorolla titulado "Victoria Eugenia con mantilla".
Salon familia Palacio Magdalena. Santander
El cuadro fue pintado por Sorolla en 1910 y muestra a la reina Victoria Eugenia con una mantilla española, flores en el pelo y un abanico. Siendo un cuadro de un pintor ya famoso en su época, parece raro que no estuviera colocado en un lugar más importante y a la vista de todos. Y es que, en realidad, el cuadro está en este salón casi escondido ya que a la reina Victoria Eugenia no le gustaba mucho la actitud tan informal, casi vulgar, en la que salía retratada. Nada digna para una dama de alta cuna.
Victoria Eugenia con mantilla, por Joaquín Sorolla. Palacio Magdalena. Santander
Victoria Eugenia con mantilla, por Joaquín Sorolla
Por último, os voy a enseñar el Hall Real, la estancia más señorial de todo el Palacio de la Magdalena. Mide 152 metros cuadrados y tiene una impresionante escalera de madera de castaño. En una de sus paredes cuelga un retrato de los hijos de Alfonso XIII y Victoria Eugenia, titulado "Retrato de la Infantes" de Manuel Benedito. Además hay un par de jarrones decorados en estilo oriental y una especie de escritorio con cajones y compartimentos secretos que es, cuando menos, bastante curioso.
Hall principal Palacio Magdalena. Santander
Hall principal del Palacio Magdalena
Y con esta sala, termina la visita guiada al Palacio de la Magdalena. A la salida aprovechamos a dar otra vuelta al edificio y a disfrutar de las vistas que hay desde este lugar tan privilegiado. Y seguimos visitando Santander porque todavía nos quedaba mucho tiempo para gozar del día en Santander visitando el Palacio de la Magdalena.

Si te ha gustado esta entrada, compártela con tus amigos. ¡Gracias!

8 comentarios:

  1. Me encantaría que este palacio fuese mi casa! Menudas vistas al mar! Gracias por compartir :)

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado esta visita virtual llena de turiscuriosidades, como los fantasmas de la foto!! Este Palacio es precioso, con unas vistas únicas. Ojalá existiera la máquina del tiempo y pudiéramos viajar al pasado para verlo en su época dorada. Gracias por compartir este tour!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la máquina del tiempo ya me gustaría a mí... ¿te imaginas codearte con los Reyes? Jeje

      Eliminar
  3. Mira que es bonito el Palacio de la Magdalena, tanto el entorno como el edificio son espectaculares, ¡para quedarse a vivir! jeje Es increíble que con todas las veces que he estado en Santander y paseando por alrededor del palacio no haya entrado nunca, así que me lo apunto para la próxima que espero que no sea dentro de mucho tiempo :) ¡Mua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues merece la pena. Es una visita corta y te explican alguna cosilla interesante como los "fantasmas" o el Sorolla!!

      Eliminar
  4. Es una preciosidad de lugar

    @andreeacarro www.andreeacarro.com

    ResponderEliminar

Gracias por comentar en Anden 27.