Andén 27

Blog de viajes y fotografía

lunes, 15 de mayo de 2017

SENSACIONES DE NÁPOLES. EL ENCANTO DE UNA CIUDAD EN DECADENCIA


Había leído mucho sobre Nápoles antes de nuestro viaje y lo que saqué en claro fue que Nápoles es una ciudad que no te deja indiferente, o te gusta o no. En este post os voy a contar mis sensaciones de Nápoles y el encanto de una ciudad en decadencia.
Sensaciones de Napoles, encanto ciudad decadencia
Nápoles y el Vesubio
Lo primero que hay que saber de Nápoles es que esta ciudad no se parece en nada a otras ciudades italianas como pueden ser Roma, Milán o Florencia. Es una ciudad caótica, con muchos edificios en mal estado, una ciudad permanentemente en obras y un poco sucia. Se parece más a ciudades como Palermo, y tiene su lógica, ya que Nápoles perteneció al reino de Sicilia. 
Nuestro primer contacto con la ciudad no fue el mejor, la verdad. Estábamos hospedados en el UNA Hotel Napoli, cerca de la estación, y como pasa en la mayoría de las grandes ciudades, la zona cercana a la estación central no es la mejor zona de la ciudad. Nada más llegar del aeropuerto nos vimos rodeados del caos típico de la ciudad, del tráfico infernal, gente con pinta un poco rara, durmiendo en la calle y gente que a mí me parecía sospechosa. 
Tengo que decir que en ningún momento nos pasó nada y tampoco vimos ningún altercado o alboroto. Tenía un poco de preocupación porque había leído que Nápoles no era una ciudad muy segura, pero fuera aparte de las precauciones básicas y la prudencia normal, la seguridad en Nápoles es como en cualquier otra gran ciudad. Al menos, esa fue nuestra experiencia.
Calles de Napoles, encanto ciudad decadencia
Calles de Nápoles
En cuanto salimos un poco de esta zona, nuestra percepción cambió por completo. Enseguida le cogimos el tranquillo al tráfico y empezamos a disfrutar de callejear por las calles. Lo que más me sorprendió fue, que a pesar de que Nápoles está muy destartalada, huele muy bien. Huele a pizza, a tomate y albahaca, y a hojaldre o mantequilla o algo que se le parece. Y como en toda Italia, su gastronomía es variada y sabrosa, como para coger unos kilos durante las vacaciones. Su plato estrella es la pizza Margarita.

UN POCO DE HISTORIA DE NÁPOLES


Los antiguos griegos fundaron sobre el 680 a.C. una ciudad llamada Parthenope. La construcción de las casas se hacía de la siguiente manera. Simplificando mucho, los griegos excavaban un pozo, de donde sacaban la toba o tufa volcánica para su construcción. Moldeaban la roca, construían el edificio, cerraban el pozo y construían la siguiente casa. Hacia el 470 a.C los Sanitas fundaron Neapolis, ciudad nueva, nombre del que luego derivará Nápoles. Fue conquistada por Roma sobre el 326 a.C. y ampliaron la ciudad, los pozos y cisternas y el acueducto. Construyeron tres grandes redes de abastecimiento de agua desde el río y este sistema de almacenamiento de agua se utilizó hasta 1885, cuando se clausuró debido a una epidemia de cólera. En el año 79 se produjo la famosa y terrible erupción del volcán Vesubio, que destruyó Pompeya, Herculano y Stabias.
Detalle columna Pompeya, cerca Napoles
Detalle de una columna en Pompeya
Posteriormente, Nápoles cayó en manos normandas, perteneció al reino de Sicilia hasta que, en el Siglo XVI, entrara a formar parte del reino español, en la que fue su época más gloriosa. Durante muchos años no se permitió ampliar el territorio de la ciudad de Nápoles por lo que la única manera de crecer era a lo alto. Se construyeron edificios sobre edificios y sobre antiguas ruinas. Si tenemos en cuenta que bajo el centro de Nápoles está la antigua red subterránea de pozos y cisternas y que el casco histórico de Nápoles ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad, ahora entiendo la dificultad que tienen los napolitanos en hacer reformas en la ciudad y sanear los edificios. Además, en cuanto excavan un poco, descubren antiguas ruinas romanas. Ahora están haciendo obras para ampliar la linea de metro y se han encontrado con las ruinas del antiguo puerto romano.
Fue curioso, pero cuando nos contaron esto, mi percepción de Nápoles cambió completamente y comencé a saborear el encanto de una ciudad en decadencia.

LOS BARRIOS DE NÁPOLES


La ciudad de Nápoles está divida en barrios, siendo cinco los barrios de Nápoles más céntricos y turísticos. El centro histórico, la vía Toledo y el barrio español, Santa Lucía y Chiaia, Vomero y por, por último, Capodimonte. Algunos otros barrios, situados en el extrarradio, como secondigliano o Scampia, son realmente peligrosos. Así que a estos, ni acercarse.

Centro histórico de Nápoles

El centro histórico de Nápoles sigue el trazado original de la antigua Nápoles. Está formada por tres decumanos paralelas entre sí. En esta zona se encuentran los lugares de interés más importantes, siendo la zona de la ciudad más antigua, más caótica y más auténtica. El decumano mayor corresponde a la vía dei Tribunali, el decumano superior son Via della Sapienza, Anticaglia y Via Santissimi Apostoli y el decumano inferior llamada Spaccanapoli (literalmente "partenápoles") formada por Via Benedetto Croce, Via San Biagio dei Librai y Via Vicaria Vecchia.
Centro historico Napoles, encanto ciudad decadencia
Centro histórico Nápoles

Vía Toledo y el barrio español

Esta parte de la ciudad se construyó en el S. XVI por el virrey español Don Pedro de Toledo. La Vía Toledo es una de las calles más importantes de Nápoles, es la vía comercial, que va desde la piazza Dante hasta la Piazza Trieste y Trento. Al oeste de la vía Toledo está el barrio de los españoles, con sus callejuelas estrechas, pequeñas tiendas y la ropa colgada en las ventanas tan típica de Nápoles. Este barrio se construyó para albergar a las tropas españolas de Don Pedro. Hacia el norte, se encuentra el museo arqueológico Nacional.
Via Toledo Napoles, encanto ciudad decadencia
Vía Toledo en Nápoles

Santa Lucía y Chiaia

El barrio de Santa Lucía y Chiaia es la zona más cercana al puerto. Zona de hoteles y restaurantes con un bonito paseo a orillas del mar. En Santa Lucía está la majestuosa plaza del Plebiscito con el palacio real y la iglesia de San Francisco di Paola. Muy cerca está el teatro San Carlo y dos castillos, el Castel Nuovo y el Castel dell'Ovo. Una de las zonas más bonitas de Nápoles con vistas a la bahía y al Vesubio pero pierde un poco la esencia napolitana.
Vista del Vesubio en Napoles, encanto ciudad decadencia
Vista del Vesubio desde Nápoles

Vomero

El barrio de Vomero está en lo alto de una colina y se puede subir hasta ella gracias a tres funiculares. Es una zona residencial mucho más tranquila que el centro de Nápoles. Parece incluso otra ciudad. Merece la pena subir para ver la cartuja de San Martino y el castillo de Sant'Elmo, que son los edificios que se ven sobre la colina desde Santa Lucia. Pero lo que más impresiona son las vistas del golfo y del centro histórico de Nápoles. Desde aquí se ve entiende el porqué del nombre de  Spaccanapoli (partenápoles).
Spaccanapoli en Napoles, encanto ciudad decadencia
Vista de Napoles desde Vomero. A la izquierda Spaccanapoli

Capodimonte

Al norte y más alejado del centro está lo que antiguamente era el coto de caza de Carlos VII de Borbón y el palazzo real de Capodimonte que hoy alberga el museo nacional di Capodimonte. Hay obras de Miguel Ángel, Caravaggio o Tiziano, entre otros. Gran parte de la colección es la herencia que le dejó Isabel de Farnesio a su hijo Carlos III.
Subida Capodimonte Napoles, encanto ciudad decadencia
Subiendo a Capodimonte. Al fondo, la colina de Vomero

OTRAS VISITAS DE INTERÉS CERCA DE NÁPOLES


El motivo principal de nuestro viaje a Nápoles era conocer Pompeya, y creo que es una visita imprescindible. Pasear por sus calles y ver sus ruinas es algo realmente increíble. La erupción del Vesubio en el año 79 nos ha regalado la posibilidad de poder imaginar como era la vida de los antiguos romanos. Otra de las ciudades afectadas por la destrucción del volcán fue Herculano que también merece visitar. Es más pequeña que Pompeya pero siguen con las excavaciones arqueológicas porque todavía queda mucha ciudad enterrada por descubrir. Y ya que el Vesubio es uno de los protagonistas de esta historia ¿Por qué no asomarse a su cráter?
Pompeya. Sensaciones de Napoles, encanto ciudad decadencia
Pompeya
Tampoco hay que perderse los numerosos pueblos de la costa Amalfitana, con ese paisaje típico mediterráneo. Acantilados, mar y pueblos que escalan por la roca. Pueblos como Sorrento, Positano, Amalfi o Ravello, entre otros, son un destino ideal para un turismo más tranquilo y rural. Y para el final he dejado la famosa isla de Capri. Situada frente a la costa de Nápoles. Descubierta ya por emperadores romanos como el emperador Augusto, hoy en día es lugar de descanso y retiro de famosos modistos o estrellas de Hollywood. Una isla con un encanto muy especial.
Capri. Sensaciones de Napoles, encanto ciudad decadencia
Capri
Después de todo lo que vivimos y las sensaciones que sentimos en nuestro viaje a Nápoles he de reconocer que ha sido un viaje de contrastes y emociones que os iré contando en diferentes posts. Que poco a poco le he encontrado el encanto a Nápoles, esa ciudad en decadencia pero con mucha, mucha historia bajo su piel.

Si te ha gustado esta entrada, compártela con tus amigos. ¡Gracias!

4 comentarios:

  1. Nápoles siempre es un un "pendiente" en nuestra agenda viajera. Posiblemente una ciudad repleta de tópicos que luego desaparecen cuando la visitas, me ha encantado cuando dices Nápoles huele bien :-) o ser tan sincera para reconocer que a veces no es tan bella como la pintan.

    No obstante, la decadencia también contiene belleza, y después los recorridos por los barrios que dan otro punto de vista de la ciudad.

    Magnífico resumen, saludos viajeros
    Eva y Carmelo

    ResponderEliminar
  2. Tengo la sensación de que Nápoles te ha fascinado, más o menos como a mi. Yo me enamoré a primera vista, a primer caos, al primer ruido y sobre todo al primer contraste de viejo-viejo y arreglado, de Vía Toledo y Chiaia, del Vomero y de Sccapanapoli.

    ¡Viva Napoli!

    ResponderEliminar
  3. Por lo que leo, creo que Nápoles nos va a encantar. La tenemos en la lista de este año y estamos deseando conocerla. Quizás por lo caótica, por los edificios descuidados, el tráfico y todas esas características que la hacen especial, sea uno de los destinos que más esperamos. Pasear por sus calles, conocer sus barrios, su gente y su magnífica gastronomía. Acercarnos hasta Pompeya y, si los días dan de sí, hacer la costa Amalfitana... ¿es mucho pedir? jejejee. De momento, me lo apunto todo!.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Jolin que bonito ¡me gustaría mucho conocer Napoles! Tomo nota de algunos de los lugares que has mencionado. Muchas gracias por compartir tu experiencia con nosotros. Me parece tan bonita Italia, yo tengo muchas ganas de volver de viaje y espero que no tenga que esperar mucho para la próxima.

    Un saludo
    *Cludy

    ResponderEliminar

Gracias por comentar en Anden 27.