Andén 27

Blog de viajes y fotografía

jueves, 9 de noviembre de 2017

EL BARRIO JUDIO DE PRAGA, RECORRIENDO JOSEFOV


Una de las visitas obligadas de la ciudad de  Praga, después de haber pateado el castillo de Praga, es pasear por el barrio judío de Praga. El barrio judío de Praga, también llamado Josefov, se generó en la edad media, allá por el siglo X, cuando los judíos empezaron a establecerse en Praga. Yo esperaba encontrarme pequeñas callejuelas intrincadas y un barrio oscuro. Nada más lejos de la realidad. El barrio judío está lleno de grandes calles y avenidas y el centro neurálgico está alrededor del viejo cementerio judío de Praga.
Sinagoga klaus en el barrio judio de Praga
Sinagoga klaus de Praga

DÓNDE ESTÁ EL BARRIO JUDIO DE PRAGA


El barrio judio de Praga está al norte de la ciudad vieja, Staré  Město, muy cerca de la plaza del ayuntamiento, donde está el reloj astronómico. El cementerio judío está a tan solo 5 minutos andando.
También se puede llegar en transporte público. Para llegar en metro hay que coger la Línea A y bajarse en la estación Staroměstská. También se puede ir en tranvía. Las líneas 17 y 18 pasan por allí.

QUÉ VER EN EL BARRIO JUDIO DE PRAGA


Las visitas más importantes del barrio judío de Praga son sus seis sinagogas, el antiguo cementerio judío y el ayuntamiento del barrio judío. Merece la pena dedicarle tiempo, sin prisas y visitarlo todo porque está todo muy cuidado y muy bien conservado, de hecho es uno de los barrios judíos mejor conservados de Europa, ya que el resto fueron destruidos durante la segunda guerra mundial. Este quedó intacto ya que Hitler pretendía convertirlo en un museo sobre una especie extinta. Solo de pensarlo me recorre un escalofrío por la espalda.
Viejo cementerio judio del barrio judio de Praga
Viejo cementerio judio de Praga
Sinagoga Maisel: La sinagoga que vemos hoy en día es de estilo neogótico ya que fue remodelada en el S. XIX. Si no estás muy atento puede que te la pases de largo ya que está como metida entre dos edificios. En el interior se puede ver una colección de objetos judíos como libros y cosas de plata. Es un buen sitio para empezar aquí la visita y comprar el ticket combinado, porque no es una de las sinagogas más importantes y no suele haber colas.

Sinagoga Pinkas: La sinagoga Pinkas data de 1479 y está a la entrada del cementerio judío. Visualmente igual es la menos llamativa pero es la más famosa ya que en su interior hay una exposición de dibujos de niños que estuvieron en el campo de concentración de Tezerín y en sus paredes están grabados los nombres de casi 77.300 judíos checos que murieron a manos de los nazis. Los nombres en rojo sangre sobre el impoluto blanco de la pared. Impresiona, la verdad.

Viejo cementerio judío: El viejo cementerio judío es una de las visitas estrella del barrio judío de Praga. El cementerio se fundó en 1439 y durante 300 años fue el único lugar donde estaba permitido enterrar a los judíos. Hay más de 12.000 lápidas, desordenadas y amontonadas, en un espacio más bien pequeño. Y es que, lápidas hay 12.000, pero los cuerpos enterrados son más de 100.000.

"Los rincones oscuros, los pasajes secretos, las ventanas cegadas, los patios mugrietos, las cervecerías bulliciosas, las posadas siniestras siguen viviendo entre nosotros, [...] El sucio barrio judío es mucho más real que la nueva e higiénica ciudad que nos rodea"
Franz Kafka

Sinagoga Klaus: A la salida del cementerio nos encontramos con la sinagoga Klaus. Se construyó en 1694 y su particularidad es la colección de textos hebreos que contiene. Además, al igual que en la sinagoga Pinkas, también hay expuestos dibujos de niños del campo de concentración de Tezerín.

Sinagoga española: La sinagoga española es, sin duda, la más bonita. Está decorada completamente en un estilo morisco, de gran similitud a La Alhambra de Granada, de ahí su nombre "La Española". Aquí merece la pena regodearse en los detalles de su decoración. Al lado de la sinagoga española hay una escultura a Franz Kafka, en estilo moderno y un poco rara la verdad. Se trata de una estatua memorial, un homenaje al famoso escritor judío y praguense, situada en uno de los lugares donde Kafka vivió en Praga.

Sinagoga vieja - nueva: La sinagoga vieja - nueva es la más antigua de Europa. En estilo gótico, se construyó en 1270 y todavía sigue en funcionamiento. Como curiosidad, el Bar Mitzvah de Franz Kafka se celebró aquí.
Sinagoga Vieja Nueva del barrio judio de Praga
Sinagoga Vieja Nueva de Praga
y por último, no puedes irte del barrio judío de Praga sin ver el antiguo ayuntamiento de Praga. Es un bonito edificio construido en 1570 situado en una larga avenida. Lo más curioso del edificio es su reloj, situado en una torre (en la foto no se ve porque está justo después del árbol).  Los números están en hebreo y las agujas giran al revés, en sentido contrario al habitual ya que el hebreo se lee al revés.
Antiguo ayuntamiento judio Praga
Antiguo ayuntamiento judio de Praga

LA LEYENDA DEL GOLEM


Praga es una ciudad repleta de leyendas y una de las más conocidas es la leyenda del Golem, que está íntimamente relacionado con el barrio judío. En el cementerio judío está enterrado el rabino Low, el creador del Golem. Cuenta la leyenda que al rabino se le apareció un ángel, el cual animó al rabino a crear un ser que protegiera al pueblo judío de los peligros. El rabino Low modeló con barro un gigante, con apariencia humana, y le dio vida. El Golem vigilaba y protegía a los habitantes del gueto hasta que un día, el Golem enloqueció y sembró el pánico entre la gente. El rabino Low, entonces, decidió convertir al Golem de nuevo en arcilla y lo encerró en el ático de la sinagoga vieja-nueva. 

Otra historio cuenta que, en 1942, dos altos cargos de las SS subieron a inspeccionar el  ático de de la sinagoga vieja-nueva. Se les vió subir, incluso hay registros documentales de esto, pero ... nunca bajaron. Cuando esto se conoció, Heydrich, el general de las SS, mandó tapiar la parte de arriba de la sinagoga. ¿Tendría miedo del Golem?
El Golem. El barrio judio de Praga.
El Golem

DATOS PRÁCTICOS


 Para consultar horarios de apertura y precios lo mejor es ir a la página oficial

Plano del barrio judio de Praga
Plano del barrio judio de Praga

👀 Cómo suele pasar en los lugares donde hay comprar tickets combinados que incluyen varias visitas, en las sinagogas más pequeñas, suele haber menos colas y ahorrarás tiempo.

👀 Está prohibido hacer fotos en el interior de las sinagogas excepto en la sinagoga viejo-nueva, que si compras un ticket, sí que se pueden sacar fotos.

👀 Hay unas pequeñas normas de vestimenta para poder acceder a las sinagogas: No se puede entrar con los hombros descubiertos, así que es buena idea llevar un fular; los hombres deben ponerse el Kipá, el tradicional gorro judío, que se puede alquilar uno allí mismo.

Si te ha gustado esta entrada, compártela con tus amigos. ¡Gracias!

2 comentarios:

  1. Me encanta tu blog y las opciones que nos ofreces. Está en concreto es estupenda y dan ganas de regresar. Gracias porque me has descubierto muchas cosas nuevas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras!!! Comentarios como este me animan a seguir.

      Eliminar

Gracias por comentar en Anden 27.