Andén 27

Blog de viajes y fotografía

lunes, 8 de enero de 2018

LA CATEDRAL DE BURGOS


La catedral de Burgos es una de esas edificaciones hay que visitar, al menos, una vez en la vida. Es cierto que Burgos tiene más cosas que ver y disfrutar, pero, se puede preparar una escapada para ver únicamente la catedral de Burgos y no te arrepentirás.
La catedral de Burgos desde el mirador del castillo
La catedral de Burgos desde el mirador del castillo
La catedral de Burgos se comenzó a construir en 1221, bajo el reinado de Felipe III, y se construyó sobre una antigua catedral románica. La catedral de Burgos es de estilo gótico, la primera catedral gótica de la península ibérica, y se construyó casi entera durante el Siglo XIII, aunque a lo largo de los siglos ha sufrido varias y variadas modificaciones, entre las que destacan la construcción de las agujas, a finales del siglo XV, y el cimborrio, que es de mediados del Siglo XVI. 
Antes de entrar a visitar el interior, merece la pena dar una vuelta completa por fuera y ver las distintas puertas y fachadas que tiene la catedral de Burgos y ver que no se encuentra en una explanada perfectamente plana, para darse cuenta de lo bien que resolvieron durante la construcción la existencia de los desniveles, tanto por fuera como por dentro. 

LA PUERTA DE SANTA MARÍA


La puerta de Santa María, también llamada puerta real o del perdón, es una triple puerta, bajo una de las fachadas más bonitas de la catedral. En ella se puede ver el enorme rosetón bajo un arco gótico, cuyo centro es la estrella de seis puntas o estrella de David. Un poco más arriba, hay una hilera de esculturas, que se llama la galería de los reyes, que bien pueden ser reyes castellanos o personajes bíblicos. Y en la parte más alta, si te fijas, se puede ver una estatua de la virgen, colocada entre las dos agujas.
La fachada de Santa Maria de la catedral de Burgos
La fachada de Santa María de la catedral de Burgos

LA PUERTA DEL SARMENTAL


Una de las puertas que más me gustó fue la puerta del Sarmental, que es por donde se accede. Data del año 1250, y todavía me asombra ver las cosas que eran capaces de hacer los artesanos y artistas con la tecnología de aquella época. En el tímpano está la imagen de Cristo Maestro rodeado por los evangelistas. En la parte baja están sentados los apóstoles y en los laterales se pueden ver figuras de Moisés y San Pablo

PORTADA DE LA CORONERÍA O DE LOS APÓSTOLES


Desde esta puerta se accede a la famosa escalera dorada. En el tímpano de la puerta aparece Cristo Juez rodeado de la Virgen y San Juan en actitud orante y dos ángeles. Debajo del Cristo están San Miguel pesando las almas. A la izquierda están los condenados y a su derecha, tras pasar una puerta, están los elegidos. A cada lado, hay seis apóstoles, separados por columnas, asistiendo al evento como si fueran los jueces.
Puerta de la coroneria. Catedral de Burgos
Puerta de la coronería. Catedral de Burgos

INTERIOR DE LA CATEDRAL DE BURGOS


Después de dar una vuelta por el exterior de la catedral nos adentramos en su interior, y he de reconocer, que no tiene desperdicio ninguno de sus rincones. Merece la pena escuchar con atención la audioguía para no perderse nada. Como la catedral de Burgos es muy grande, no voy a hacer un recorrido por todo lo que se puede ver, tan solo voy a mencionar algunas de las cosas que más me llamaron la atención.

EL PAPAMOSCAS


El papamoscas no es más que un autómata que cada hora, abre la boca y toca una campana. Si quieres verlo, hay que mirar hacia arriba, ya que se encuentra a unos 15 metros de altura, en lo alto de la nave mayor. Al lado del papamoscas, un poco más abajo y situado en un balconcillo está el martinillo, que es el encargado de dar los cuartos. El papamoscas es un muñeco muy conocido en Burgos y en el resto de España. Ha aparecido en canciones, coplas y escritos de autores tan famosos como Victor Hugo o Benito Pérez Galdós.

No me avergüenzo de decir que jamás, en mis frecuentes visitas, perdí el encanto inocente de ver funcionar el infantil artificio del Papamoscas.
Benito Pérez Galdós

Papa moscas. Catedral de Burgos
Papa moscas. Catedral de Burgos

LA TUMBA DEL CID CAMPEADOR


Es muy fácil que si no sabes dónde está la tumba del Cid Campeador pases de largo, porque no tiene ningún adorno, ni estatuas, ni sepulcros ni nada. Es sólo una losa en el suelo con letras doradas y lo único que llama la atención son los cordones rojos que impiden que la losa sea pisada por todos los visitantes que van a la catedral de Burgos. Los restos del Cid Campeador viajaron casi más que el propio Rodrigo Díaz de Vivar. A su muerte, fue enterrado en Valencia, pero en 1102, Doña Jimena los trasladó al Monasterio de San Pedro de Cardeña, donde ella misma también fue sepultada. Dentro del monasterio estuvieron en diferentes ubicaciones. En 1808, las tropas de Napoleón expoliaron el Monasterio y se llevaron varios huesos cidianos como objetos de coleccionismo. No fue hasta 1921 cuando parte de los restos atribuidos al Cid Campeador se colocaron bajo esta lápida en la catedral de Burgos.
Tumba de Rodrigo Diaz de Vivar en la catedral de Burgos
Tumba de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid, en la catedral de Burgos

LA ESCALERA DORADA


La escalera dorada salva un desnivel de unos ocho metros que hay desde la puerta de la coronería al interior del templo. La escalera fue realizada por un arquitecto llamado Diego de Siloe, entre 1519 y 1523, y tiene una gran influencia del renacimiento italiano. Toda una maravilla. No os pongo foto porque todas me han salido muy oscuras, pero podéis verla en este link de la escalera dorada.

LA SACRISTÍA MAYOR


Visitar la catedral de burgos es ir de sorpresa en sorpresa, y además no resulta nada repetitivo. En la sacristía Mayor nos encontramos con una imagen del fundador del templo, Fernando III, y la magnífica bóveda que tiene. En una de sus lunetas inferiores se puede ver una yesería de vivos colores donde se representa la coronación de la virgen, rodeada de ángeles y músicos elaborados con mucho detalle.
La sacristia Mayor en la catedral de Burgos
La sacristía Mayor en la catedral de Burgos

EL TRASALTAR DE LA CATEDRAL DE BURGOS


El trasaltar es la zona que se encuentra detrás del altar mayor y el trasaltar de la catedral de Burgos es, realmente una auténtica maravilla. Se trata de un conjunto escultórico en las que se representan las escenas de la Oración del Huerto, la cruz a cuestas, la crucifixión, el descendimiento y la resurrección, y por último, la Ascensión. Las 3 obras centrales pertenecen a Felipe Vigarny y las otras dos a Pedro Alonso de los Ríos.
Es una pena, pero dos de ellos se están deteriorando mucho ya que han sido atacados por el mal de la piedra, debido a la humedad de la catedral y los componentes salinos que contienen. A finales del 2017 se anunció su restauración que puede llevar hasta el 2020.
El trasaltar de la catedral de Burgos
El trasaltar de la catedral de Burgos

LA CAPILLA DE LOS CONDESTABLES


La capilla de los Condestables es la capilla más importante de la catedral de Burgos, incluso se podría decir que es una iglesia dentro de otra iglesia. Fue mandada construir por Don Pedro Fernández Velasco y Doña Mencía de Mendoza, condestables de Castilla, que se encuentran enterrados aquí, bajo el sepulcro de las estatuas yacentes que se pueden ver en la foto. Para entrar hay que pasar por una majestuosa reja con lo que ya me iba haciendo una idea de lo que nos íbamos a encontrar. Cuadros, retablos, una increíble cúpula en forma de estrella y todo decorado con todo lujo de detalles. Solo por ver la capilla de los condestables merece la pena ver la catedral de Burgos.
La capilla de los condestables en la catedral de Burgos
La capilla de los condestables en la catedral de Burgos

LA CAPILLA DE LA PRESENTACIÓN


Y para terminar, no os olvidéis de mirar hacia arriba en todas las capillas para ver las maravillosas cúpulas que hay en la iglesia. Como ejemplo he escogido la capilla de la presentación, una capilla construida en el Siglo XVI en estilo tardogótico. Actualmente es una capilla sin culto, con sepulcros alrededor, y su bóveda estrellada, con una rosa calada en el centro por donde entra la iluminación. 
Otra de las joyas que se pueden encontrar en la capilla de la presentación es un cuadro de la sagrada familia, pintada por Sebastiano del Piombo, protegido de Miguel Ángel.
Capilla de presentacion o capilla de San Jose. Catedral de Burgos
Capilla de presentación o capilla de San José. Catedral de Burgos
Pasamos más de 2 horas visitando la catedral de Burgos y no me hubiera importado pasar algún tiempo más, pero era hora de cierre y nos tuvimos que marchar. Si te gusta visitar iglesias, templos y catedrales, la catedral de Burgos es una de las visitas imprescindibles.
La catedral de Burgos es Patrimonio de la Humanidad desde 1984.

DATOS PRÁCTICOS


HORARIOS
Del 19 de Marzo al 31 de Octubre: De 9:00 a 19:30
Del 1 de Noviembre al 18 de Marzo: De 10:00 a 19:00 

👀 La entrada se compra en la recepción de la catedral, en la plaza del rey San Fernando. El acceso   a la catedral de Burgos se realiza por la puerta del Sarmental, en la misma plaza.
👀 Los martes por la tarde, desde las 16:30 la entrada es gratis.
👀 Con el precio de la entrada está incluida la audioguía. 


Si te ha gustado esta entrada, compártela con tus amigos. ¡Gracias!

8 comentarios:

  1. Buen post, muy completo para conocer esta joya a fondo. Me encanta su exterior, pero su interior... Una maravilla. La capilla de los Condestables me dejó boquiabierta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también, la capilla de los contestables en por sí sola ya una iglesia. Una iglesia en el interior de la catedral de Burgos

      Eliminar
  2. ¿Te puedes creer que nunca he estado en Burgos ciudad? Sí que conozco la provincia, pero Burgos capital no... Tengo muchísimas ganas de ir la verdad, recuerdo muchas cosas de las que comentas sobre la catedral por haberlas estudiado en historia del arte en el instituto y ahora me ha entrado mono de hacerle una visita jeje Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo voy al revés que tú, me queda mucho por conocer de la provincia de Burgos, pero a la ciudad he ido varias veces y siempre me acerco a la catedral de Burgos, una maravilla!

      Eliminar
  3. Castilla y León es una asignatura pendiente para nosotros. Nunca encontramos el momento adecuado para ir... En invierno porque hace mucho frío y en verano porque nos apetecen destinos de playa...
    El caso es que este año tenemos ganas de visitar la zona de Logroño y Vitoria, así que tal vez nos acerquemos a Burgos también para visitar esta joya arquitectónica. 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues podéis visitarla en otoño o primavera, jaja. Merece la pena una visita, sobretodo la catedral de Burgos!

      Eliminar
  4. Visité está catedral hace más de 20 años y la verdad es que no recordaba que allí se encontraba la tumba del cid. O quizá, como tú dices, se me pasó por alto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tumba del cid, si no vas a buscarla, es fácil que se te pase, pero a parte del matiz histórico tampoco tiene nada, tan solo una losa. La catedral de Burgos tiene muchas más cosas bonitas.

      Eliminar

Gracias por comentar en Anden 27.